Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Nombrar cada descubrimiento, por Diómedes Cordero

“Solo me limitaré a reconocer / un dios para cada cosa que vea. / A temerle a la noche. A nombrar cada descubrimiento.” Quizás entre estos versos finales de “Primitivo”, el primer texto de los veinticuatro de la parte “I”, que con los diez de la parte “II”, conforman Andamios (Caracas: Editorial Equinoccio, 2012), IV Premio Nacional Universitario de Literatura, Mención Poesía, del joven poeta y ensayista Néstor Mendoza, y los epígrafes principales del libro, de José Watanabe:“Las palabras no nos reflejan como los espejos, así exactamente, / pero quisiera. / Escribo con una pregunta obsesiva en las orejas: / ¿Es esta la palabra exacta o es el amague de otra / que viene / no más bella sino más especular?”, y de Emilio Adolfo Westphalen: “Tan incrustado en el instante / que ni siquiera se nota si respira”, se podría especular, ya sea en el sentido de la reflexión o en el del pensamiento, sobre la posible poética que articule la serie de acontecimientos que desarrollados en el tiempo de l…