Ir al contenido principal

T. S. Eliot




"La tradición tiene un significado más amplio. No se la puede heredar, y si la deseas, tendrás que obtenerla después de grandes afanes. Involucra, en primer lugar, el sentido histórico, al que podemos catalogar de casi indispensable para cualquiera que quiera continuar siendo un poeta, más allá de los veinticinco años; y el sentido histórico involucra una percepción, no sólo de lo pasado del pasado, sino también de su presencia; el sentido histórico empuja a un hombre a escribir, no sólo con la sensación en los huesos de su propia generación, sino con la de que toda la literatura europea a partir de Homero, y dentro de ella, toda la literatura de su país, tienen una existencia simultánea, conformando todo un orden simultáneo. Tal sentido histórico, el cual es un sentido de la intemporalidad y de la temporalidad del tiempo y de ambos a la vez, es lo que hace que un escritor sea tradicional. Y es a la vez, lo que hace que un escritor sea más agudamente consciente de su posición dentro del tiempo, de su propia contemporaneidad." 


Fragmento del ensayo "La tradición y el talento individual", de T. S Eliot.
Tomado de la revista Poesía, número 104 (Universidad de Carabobo, Departamento de Literatura, Valencia, 1995)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ángel Eduardo Acevedo (Guárico, Venezuela, 1937)

Tres poemas de Rowena Hill (Cardiff, Gales, 1938)

Tres poemas de Reynaldo Pérez Só

Cruel hasta el fondo
hay
un río en mi memoria

de niño cantaba para desviar
el curso
de ese río
pero miraba hacia atrás
el río crecía y me inundaba

ahora ya viejo
junto a las piedras
el río me sacude
mis pies apenas lo soportan

***

Vaca
te toco los cuernos
tus ojos
no saben
mirar más acá del establo.

nada es más grande
cuando levantas
testaruda la trompa

las moscas en tus ancas

vaca
yo no soy más
grande yo no es

***

ella
me trae el café
a mí me gusta
un poco fuerte y negro

ella
se levanta y deja en un olvido
la taza sobre la mesa

nunca he querido hablarle
más de mí
pero en la taza
de reojo la vi
lenta y hermosa

ruego para esta mujer
tenerla fuera
de mi mezquina forma
de tratar la bondad del campo
con los ojos cerrados